Cómo combatir la deshidratación

Cómo combatir la deshidratación

Mientras estas leyendo este artículo, es posible que tengas el enemigo más cerca de lo que crees. Si miras hacia los lados o detrás de ti, no lo encontrarás, pero está ahí, listo para actuar, y es muy peligroso. Estoy hablando de la sed.

Quizás la pregunta te parece obvia pero ¿sabías que cuando tienes sed estás deshidratado? La hidratación juega un papel fundamental en el organismo. El agua es el componente más abundante en nuestro cuerpo, es esencial, somos un 70% agua! Se pueden pasar varias semanas sin comer, pero tan sólo unos días sin beber. El agua tiene varias funciones en nuestro organismo, esta es la más importante de ellas:

Regulación de la temperatura corporal

Ingerimos agua a través de bebidas, alimentos y otras fuentes, toda esa cantidad de agua debe cubrir las pérdidas diarias a través de la origna y el sudor. Nuestro cuerpo debe eliminar toda esa gran cantidad de agua para no se produzca un aumento de la temperatura corporal, que sería fatal para nuesta salud. Debe recurrir por ejemplo,a la sudoración, que es un mecanismo para enfriar el cuerpo.

¿Pero qué es la deshidratación?

Es la pérdida de líquido corporal debida al sudor a lo largo de un ejercicio físico sin una reposición suficiente. La deshidratación tiene un impacto negativo sobre la salud y sobre nuestro rendimiento físico.

 ¿Y entonces, qué es la sed?

La sensación de sed es una señal de alerta que emite nuestro cuerpo. No hay que llegar a este extremo, hay que beber líquidos antes de eso pase. La sed no es nada más que una señal de alarma que indica de una manera tardía que hemos perdido demasiada agua corporal y que nos encontramos ante una posible deshidratación. 

La sed es una señal de alarma que indica de una manera tardía que hemos perdido demasiada agua corporal. Deben fomentarse unas pautas correctas para combatir la deshidratación durante nuestro día a día.

5 reglas de oro para combatir la deshidratación

1. Beber antes de que aparezca la sed. Bebe agua, infusiones, zumos, caldos, te, café, energéticas etc…

2. Mucha frecuencia, poco volumen de ingesta.

3. Una hora antes del ejercicio físico, es recomendable beber medio litro de agua fresca

4. Y durante la actividad física se recomienda beber 15 -20 mins.

5. Vigila el color de tu orina, cuanto más clara y transparente sea, mejor hidratado estarás.